CÍRCULO DE SILENCIO CÁDIZ | EN SOLIDARIDAD CON LOS MIGRANTES Y REFUGIADOS | PLAZA DE LA CATEDRAL DE CÁDIZ ¡¡ÚNETE!!
SE ADELANTA LA PRÓXIMA CONVOCATORIA: MIÉRCOLES 5 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Toggle Bar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CELEBRACIÓN DE LA JORNADA “IGLESIA SIN FRONTERAS, MADRE DE TODOS” EN LA CATEDRAL DE CADIZ


Los inmigrantes y agentes de pastoral de migraciones se habían reunidos previamente en el Centro TIERRA DE TODOS, donde acudieron grupos desde distintos lugares de la Diócesis. Desde allí se organizó una marcha con banderas de diferentes países y acompañada de un grupo de timbales y guitarras que caminaron hasta la Catedral para participar en la Misa presidida por Mons. Rafael Zornoza.

Una gran pancarta con el lema de la jornada mundial de las migraciones IGLESIA SIN FRONTERAS, MADRE DE TODOS se había colocado en un lateral del altar mayor.

En esta Jornada se ha querido transmitir el mensaje de que la Iglesia abre sus brazos para acoger a todos los pueblos, sin discriminaciones y sin límites y para anunciar a todos que “Dios es amor”. El Papa Francisco ha dicho que “la Iglesia sin fronteras extiende por el mundo la cultura de la acogida y de la solidaridad, según la cual nadie puede ser considerado inútil, fuera de lugar o descartable”.

En el momento de las ofrendas se organizó una procesión desde el coro hasta la sede del altar mayor precedida por un grupo de religiosas keniatas que cantaban al ritmo de sones africanos y que animaba un grupo de senegaleses con timbales. Tras ellos marchaban inmigrantes portando banderas de distintas nacionalidades y los que llevaban las ofrendas: una patera, una foto enmarcada con los inmigrantes que se encuentran detenidos en el CIE de Tarifa y el pan y el vino que se iba a consagrar en la Misa.

Tras la Misa de la Catedral se celebró una jornada de convivencia en el Centro Tartessos de Cádiz con distintas actividades culturales y deportivas.
Un grupo de voluntarios había preparados varias paellas, de las que se repartieron 400 raciones. El obispo diocesano, después de saludar a los diversos grupos de inmigrantes y sus familias, se reunió con los inmigrantes acogidos en el piso de Tartessos, y junto a ellos y varios sacerdotes compartió la comida que habían preparado, en un clima de alegría y cordialidad. Fue un momento muy entrañable que todos valoraron muy positivamente.

Después del almuerzo se celebraron distintas actuaciones típicas del folclore africano y latinoamericano. Asimismo, tuvieron lugar competiciones deportivas y otros actos culturales.

Ver Galería de fotos de la Jornada

Share